(+34) 966 49 19 49        

     

 (+34) 966 49 19 49
  

 

 

Breve historia

La historia del Restaurante LaSort se remonta a los años 70 cuando comenzó su andadura gastronómica como un típico Bar de Tapas de Moraira, donde la madre de los Hermanos Moll cocinaba entre otras cosas sus platos de cuchara, espinacas, boquerones y por supuesto las paellas.

Era el año 1974 y comenzaban a aparecer los primeros turistas y residentes extranjeros atraídos por la belleza paisajística y la tranquilidad de Moraira.

El restaurante LaSort comenzó como un complemento económico a las actividades del padre de familia que era Músico (tocaba el Saxo Alto) de orquestas sinfónicas y circos como el Price o el California.

Hacia el año 1977 comenzaron a verse los primeros “Topless” en la zona y se organizaban excursiones a lugares como Andragó, Punta Estrella y la Cala del Advocat donde al amparo de la naturaleza, las extranjeras le daban color a la parte de arriba.

Por aquellos tiempos Jose Moll hacía un curso de cocina al vacío que impartía el afamado Chef Jóel Robuchón y por casualidades de la vida Robuchón veraneaba en la costa alicantina desde hacía diez años y era asiduo cliente de La Sort, aunque jamás se había presentado.

"Tengo un modesto restaurante en Moraira", le dijo tímidamente Josep Moll. "¿Cómo se llama?", le preguntó Robuchón. "La Sort", le informó Moll. "Yo soy cliente vuestro", confesó el mago de la gastronomía. Y el "chef" de Moraira casi palideció.

Joan Moll a la edad de 8 años ya preparaba cafés en el bar LaSort, subiendo encima de dos cajas, listo y trabajador incansable. Según admite Joan Moll, el contacto diario con gente mayor le hizo madurar. Hoy es el encargado de la bodega, gerente y relaciones públicas.

Ha estudiado en la Escuela de Hostelería de Lausana en Suiza y ampliado conocimientos en los hoteles Waldorf Astoria de N.Y. y el Savoy de Londres y actualmente ha emprendido una nueva andadura en los Ateliers del afamado Chef Jóel Robuchón alrededor del mundo.”

"Se considera un Hotel Boutique a todo establecimiento que ofrece a sus clientes un trato y servicio personalizado, cuentan con pocas habitaciones, en muchos casos suelen estar atendidos por sus propios dueños, quienes se esfuerzan en ofrecer a sus huéspedes la experiencia de una estancia relajante y un ambiente agradable."